viernes, 9 de febrero de 2018

La Inteligencia Artificial muestra ya su valor para la salud

La mayoría de la gente asocia Inteligencia Artificial con robótica, con programas que sirven para ayudar a proyectar negocios, pero la verdad es que en el último par de años se han dado varios avances muy significativos que, al ser probados y aprobados por los protocolos médicos y entes reguladores, podrían representar el inicio de la carrera hacia la plena salud y un significativo aumento en los índices de expectativas de vida del ser humano.

Y es que, desde empresas de salud y la industria farmacéutica, hasta emprendimientos tecnológicos y los gigantes de la Tecnología de la Información a nivel mundial, ya han presentado proyectos de cómo la IA –Inteligencia Artificial- será determinante para ayudarnos a vivir sanos por mayor tiempo.

Watson, la supercomputadora de IBM, ya tiene años trabajando y contribuyendo a descubrir por qué algunos tratamientos son más efectivos para combatir ciertos tipos de cáncer, por qué otros tipos son más resistentes.

DeepMind, la división de IA de Google se ha involucrado en varios proyectos del área de salud (e-health), de los cuales resalta el sistema que es capaz de diagnosticar enfermedades oculares, a partir de escáneres médicos 3D de retina  y de un sistema basado en algoritmos, es posible hacer exploraciones de la retina y del ojo humano completo, resultando en hallazgos de increíble precisión, tal y como lo afirma el equipo creador, probablemente más exactos que los realizados por especialistas humanos.

¿Cómo lo hace? Los escáneres 3D se encargan de examinar millones de píxeles de la retina del paciente, el sistema, que ya aprendió a analizar los datos y a buscar señales de la aparición de las 3 principales enfermedades que afectan la vista (glaucoma, degeneración macular y retinopatía diabética), los revisa y cruza con su Big Data y envía los datos de la existencia o la probabilidad de aparición y el médico puede tener información basada en el estudio de cada una de las células del ojo, lo que en palabras de sus creadores, podría contribuir a poner fin a la pérdida de la visión.

Se conoció que esta tecnología aún no estará disponible para realizar diagnósticos, pero pronto pasará a la fase de pruebas clínicas en donde se espera tenga aceptación por parte de las sociedades médicas y de los organismos reguladores.

Otros avances importantes de la IA en el área de salud lo adelantan varios emprendimientos tecnológicos, entre los que sobresalen el sistema que desarrolló Careskore, que cruza y analiza los datos demográficos, clínicos, sociales de las personas y calcula las probabilidades de enfermarse. La empresa GMV, que maneja varios proyectos (Harmony, Facet y Hexin, como los más destacados), que combinan Big Data con Inteligencia Artificial y ayudan a la toma de decisiones en complicaciones asociadas al Alzheimer, control epidemiológico y enfermedades en la sangre.


Según cálculos de la firma Accenture, la Inteligencia Artificial aplicada a la medicina podría ahorrarle solo a Estados Unidos 150.000 millones de dólares para el año 2026, lo que se podría destinar a programas de prevención y de investigación y desarrollo.  Estas apenas son pequeñas muestras de un conjunto de iniciativas que se están llevando a cabo alrededor del mundo y que prolongarán la calidad de vida de las personas sin importar dónde estén. 

jueves, 8 de febrero de 2018

Las tabletas ya no interesan al mercado

El furor que despertaron las tabletas en el mercado de consume parece haber comenzado su declive sin posibilidad de recuperación, y es que aun cuando sus ventas son significativas para los fabricantes (sobretodo Apple y Amazon), sus ventas han venido experimentado una disminución en sus niveles de venta que sigue su curva ascendente desde hace un

En 2017 el mercado de tabletas se contrajo 6,5% en comparación con 2016, año en el que ya había descendido en porcentaje similar con respecto al año anterior. En total el mercado contabilizó unos 163,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

La participación de cada una de las marcas se distribuye más o menos de la siguiente manera:


Fabricante    - Marca
Unidades vendidas
Porcentaje
Apple - Ipad
43,8 millones
26,8 %
Samsung - Galaxy
24,5 millones
15,2 %
Amazon - Kindle
16,7 millones
10,2 %
Huawei
12,5 millones
7,7%
Lenovo
10,3 millones
6,3%
 

Apple se consolidó gracias a su estrategia de aumentar el precio de su línea iPad Pro, lo que le ayudó a recuperar lo invertido en su gama baja de i pads.

Pese a la caída que ha venido experimentando el sector, hay fabricantes como Huawei y Amazon que escalaron de posición este año, gracias a que ofrecen “dispositivos desmontables”, aprovechando esta pequeña diferencia competitiva para destacar entre la competencia. Y que le aportó al mercado de tabletas el 1,6 % adicional en 2017.


Redactado con información de ABC.es y otros.